Visit www.invinet.org

3,2,1…0 cuenta atrás para los pagos electrónicos con SEPA

La página principal de SEPA España tiene un contador que indica los segundos que faltan para que finalice el período de migración a SEPA. El contador apunta al 1 de Febrero de 2014, fecha en la que entra en vigor la nueva norma del Single Euro Payments Area (o Zona Única de Pagos en Euros), y la cuenta atrás sigue segundo a segundo, inexorablemente.

Para quién no sepa qué es SEPA, explicar que se trata de la zona única de pagos en Europa que permitirá efectuar y recibir pagos tanto dentro como fuera de las fronteras nacionales. La gran ventaja de SEPA es que con una única cuenta, una única tarjeta y con los mismos instrumentos de pago se podrá pagar y/o cobrar en cualquiera de los 33 países de la zona SEPA (los miembros de la UE más EFTA).

Los instrumentos de pago que SEPA define son:

  • Las transferencias
  • Las domiciliaciones bancarias
  • Las tarjetas

El Reglamento UE 260/2012 es el que establece de forma obligatoria los requisitos técnicos para las transferencias y los adeudos. Este Reglamento describe  los mensajes de inicio de transferencia y de adeudo que se tienen que remitir a los bancos. El formato debe ser XML de acuerdo con el estándar UNIFI ISO 20022 (los llamados documentos pain) y según las restricciones definidas en SEPA.

¿Qué necesitamos como mínimo para SEPA?

  1. En primer lugar las cuentas bancarias hay que identificarlas con los códigos internacionales: el código IBAN (International Bank Account Number) para la cuenta y el código BIC (Business Identifier Code) para identificar la entidad financiera en lugar de los actuales CCC. Además nuestro sistema de gestión debe poder utilizarlos para realizar transferencias o adeudos.
  2. Nuestro sistema de gestión también debe poder generar mensajes de inicio de transferencia o de domiciliación según el estándar definido por el estándar UNIFI ISO 20022 y con las restricciones adicionales de SEPA.
  3. Para las domiciliaciones, es preciso respetar el ciclo de emisión de adeudos, identificando si se trata de una primera domiciliación, la última o una intermedia.
  4. En caso de domiciliaciones hay que disponer de un mandato del deudor. Los mandatos se tienen que establecer como de una única vez o recurrentes.
  5. El sistema de gestión debe disponer de un mecanismo de mantenimiento de los mandatos, que pueden ser “en papel” o electrónicos. Al crear los documentos electrónicos de adeudo se debe incluir información sobre el mandato.

En el portal B2BRouter.net estamos trabajando para cambiar de las domiciliaciones actuales que se transmiten mediante los cuadernos bancarios AEB19 al nuevo formato SEPA.

Esperamos llegar a tiempo, antes del final de la cuenta atrás.

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*